martes, 3 de febrero de 2009

Dosis de realidad.

En ocasiones te planteas en qué habría cambiado tu vida de haber modificado pequeños actos en el pasado. ¿Qué prioridades tendrías ahora? ¿Qué amigos estarían contigo? ¿A qué te dedicarías?


Otras veces, sin embargo, lo único que necesitas es una dosis de realidad.

Una dosis de realidad de la buena.

Y es que por mucho que cambies tu pasado, no importa. Hay cosas que iban a pasar igual.




PD: No tiene nada que ver, pero tengo una duda... ¿creéis que tengo un estilo de escritura característico? ._. XDDD

4 comentarios:

luciernago dijo...

Hmmm... pásame una novela entera y te cuento :D
¡Bicos!

S. Dedalus dijo...

No merece la pena vivir a base de pensar en los caminos que hemos desechado en el pasado. Lo más probable es que una acabe sumida en una profunda amargura por el anhelo de vivir más vidas.

Hay cosas que iban a pasar igual, pero eso no significa que nuestra reacción fuese a ser la misma. También hay que tener eso en cuenta.

En lo que a la pregunta se refiere... No llevo demasiado tiempo leyéndola, pero creo que algo característico sí hay. Sus entradas, al menos por lo que he visto, son siempre breves, pero con un punto clave (no varios) que contiene la información o el mensaje que desea transmitir.

Ya se verá si dentro de unos meses pienso lo mismo o he cambiado de opinión al tener una visión más universal de sus textos. De momento no puedo ver más rasgos diferenciadores.

Galliard dijo...

si tu pasado hubiera sido diferente, es probable que no te plantearias la pregunta. Es mejor no pensar en lo que pudiera haber sido, si no en lo que puedes hacer que sea...

P.D.: Todo el mundo, que no plagie lo que escribe, tiene su propia caracteristica de escritura, la suya personal... de ahi a que lea un texto tuyo que no conozca y diga de hipsofacto, que es tuyo... no lo se...

Karela dijo...

si, tienes tu propio estilo
no vale la pena vivir pensando en el pasado y en qué hubiesen cambiado las cosas
cada pequeña decisión, cada mínima decisión aun cuando ni te das cuenta de que la estás tomando, forjan tu vida y tu personalidad. No te arrepientas de nada, esos hechos que te hubiesen gustado cambiar te hacen como eres, y deberías alegrarte por ello
Un beso, guapa