domingo, 15 de febrero de 2009

Reojo





En ocasiones me gusta mirar a la vida de reojo.



Pero sólo lo hago cuando estoy a gusto y bien acomodada en mi rincón de bienestar. Entonces sonrío y por unos instantes dejo de afrontar la vida frente a frente.

Y la miro de reojo.



.

2 comentarios:

S. Dedalus dijo...

Si se mira la vida distanciándose, se corre el riesgo de no vivirla lo suficiente. Casi es mejor mirarla así cuando se está lejos del bienestar, para protegerse, y encararse con ella en cuanto nos encontramos con fuerzas.

Galliard dijo...

Mirarla asi le da mas perspectiva y es reconfortante por el momento en el que lo haces ^^!.

P.D.: ojazos :D~