domingo, 22 de mayo de 2011

REVOLUCIÓN

Por ti, por mí, por todos. Por los que queremos cambiar el mundo antes de que este nos cambie a nosotros. Salimos a la calle a diario, para dirigirnos a donde nos lleven nuestros pies. Algunos estudiamos, otros trabajan, a otros no les dejan hacer ni lo uno ni lo otro. En cualquier caso, hay algo que nos une, y es la rabia, la indignación. El saber que vivimos en un mundo dominado por unos pocos, en el que no puedes hacer nada sin que se rían de ti y te den unas palmaditas condescendientes en la cabeza. Un mundo en el que quieren dar la impresión de que hagas lo que hagas no servirá de nada, porque ellos seguirán ganando el dinero por el que sudas tú.


NO. No quiero vivir en ese mundo. Quiero el mundo que he visto estos días, por el que me siento tremendamente orgullosa. El mundo en el que la gente sale a la calle a diario, pero para buscar el cambio. Un mundo en el que todos nos olvidemos de pisotear a los demás para ascender, un mundo en el que la fuerza del conjunto pueda derrotar a la minoría que ostenta el poder. Un mundo de apoyo, de poner tu granito de arena por pequeño que sea. Un mundo con una democracia real, donde tu opinión cuente, y donde seas recompensado por tu trabajo.


Hemos llegado a una situación insostenible. Los ricos se hacen cada vez más ricos, y los pobres cada vez más pobres. Yo digo NO. Yo digo no a ese mundo infecto, y digo SÍ a la revolución.


Podemos conseguirlo entre todos. El 15M despertamos. El 22M intentaron volver a pisotearnos. A partir de ahora, lo único que podemos hacer es luchar. Luchar. Pelear por lo que es nuestro, por lo que nos merecemos. Luchar hasta reventar, o hasta que revienten ellos. Combatir las injusticias para que los niños del futuro tengan derecho a elegir. Para que lean los libros de historia y sepan que nosotros nunca nos rendimos.


Porque, que no se os olvide, estamos haciendo historia. Cada vez que sales a la calle, cada vez que tomamos una plaza, eso es lo que estamos haciendo. Esta es la nuestra, esta es nuestra propia revolución.


María Eijo López

12 comentarios:

Arichi dijo...

La historia siempre nos rodea, y los momentos de cambio pueden asaltarnos cuando menos lo esperamos. No sé si les pasará a muchos, pero a mí me cuesta aún un poco pensar en que las revoluciones de verdad, las que cambian el curso de la historia son cosa de los libros de dicha asignatura.

Pero no es así. Ahora es el presente, el momento en que muchos españoles de todas las ideologías, de todos los pensamientos, decimos "BASTA". Basta al bipartidismo, basta a pasarse la opinión del pueblo por el forro de los pantalones, a jugar con nuestro dinero para quedárselo, a quitárselo a los más pobres, a que una persona con un extenso currículum que hizo de todo se pase más de dos años en el paro...

Basta a una democracia falsa, a que sean los mismos de siempre los que gobiernen y nos dirijan como un rebaño.

Es hora de protestar, de informar, de gritar. Es hora de la revolución.

Ente Aleatorio dijo...

Porque tes razón. E porque nun futuro nos encantará dicirlle aos nosos devanceiros "eu estiven aí, eu loitei por un mundo mellor!

Rosa dijo...

Veamos las cosas que cambian después de este cambio.Veamos si dentro de un año volvemos a decir lo de "más vale malo conocido ... ".Veamos si realmente el partido que va a gobernar en la mayoría de las comunidades tiene tan buenas ideas y salimos del embrollo en el que estamos metidos. Veamos ... .

Zanahoria dijo...

Fuerza, María... :)
Juntos lo vamos a conseguir.

APUNTES PERONISTAS - DIR: H. CASCO - H. GRAMAJO dijo...

Maria, en mi blog escribía algo parecido en el 2001, por eso te entiendo y comparto tus pensamientos.
Pero sabes que, nadie maneja los imponderables y entonces, de ustedes mismos saldrá alguien que los lleve a mejorar las cosas. Como nos pasó a nosotros, a pesar de que muchos lo desconozcan. Un abrazo y no dejen de militar.
Hugo Gramajo. hugoagramajo@hotmail.com

APUNTES PERONISTAS - DIR: H. CASCO - H. GRAMAJO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
egieh7 dijo...

Muchas personas, si lo comparamos con la esperanza que me quedaba, somos las que por fin nos sentimos orgullosas de ver salir en manada al país reivindicando lo que es suyo. Pero lamento tener que decir, que a día de hoy nada ha cambiado, y tan solo queda, al menos por aquí, la sombra de lo que un día fue.
Si de verdad queremos lograr algo, no debería quedarse en un hecho puntual, para el recuerdo, que a la primera de cambio vuelve a casa a acomodarse en el sillón.
La esperanza que el día 15 salió a la calle con cara de sorpresa, hoy vuelve a estar escondida.
Tal vez si fue un avance, pero desde luego pretendía ser mucho más de lo que al final ha sido.. y deberíamos haber bajado los puños en esta lucha sin haber ganado nada.


1 saludo desde Bilbao.
Pasaré por aquí :)

32269782 dijo...

algo que decir ? si mucho , comparto todas tus palabras , las leo con grandeza de saber que en el mundo todabia queda gente que quiere el cambio , salud desde argentina ., que la rabia no nuble nuestros ojos y salgamos a cambiar las cosas

Berlinsha dijo...

Dulce introducción al caos de Extremoduro. Solo pasaba. Saludos.

Sisa dijo...

"Nosotros queríamos cambiar el mundo y desde luego no lo conseguimos...
Ahora lo único que espero es que el mundo no me cambie a mi..."

http://bailemoslavida.blogspot.com/

carlos de la parra dijo...

Avanza siempre, desde todos los frentes, hay que organizar los cambios, para que no volvamos a retroceder al cautiverio.
El cambio es perpetuo en el mecanismo del universo, y esperemos se nos dé YA.

Nicolás Lenadro Sabas dijo...

amen por todo eso! amen por un mundo socialista! que los valores no decaigan y que el animo no se oprima que si todos aportamos cada dia en una batalla distinta nos veremos envueltos algun dia en un mundo como ese!