sábado, 7 de junio de 2008

Mundo Onírico

Hace un par de noches soñé con el Caos. El Caos, con mayúsculas. Al menos, esa fue la sensación imperante durante el periodo de tiempo que duró.

Caminaba por las calles de Santiago (si no recuerdo mal, con Bea). El entorno era desolador. Lugares desérticos, escaparates rotos. Un paraje post-apocalíptico, que no podía sino dejarte sin aliento. Un ambiente de destrucción.

Tras caminar un rato nos encontramos con más personas. La gente aprovechaba para robar todo lo que podía de las tiendas vacías.

Pero... de alguna forma, ya no éramos personas. Nos comportábamos como tales, pero algo había cambiado. No sé muy bien cómo explicarlo, pero la Humanidad había dejado de existir.

Lo dicho, el Caos.


Como punto absurdo del sueño (que siempre los hay, por supuesto...), una de mis fijaciones era robar un Guitar Hero para ponerme a jugar.


Curioso, cuanto menos. Me apetecía compartirlo... xD

9 comentarios:

luciernago dijo...

Para eso robas el Rock Band... ¿tú no eras más de batería...?
Eso sí, si lo saqueas, dame un toque y echamos una partidita... :P


Log

Nullien dijo...

El Rock Band me cundía más, sí, pero los sueños son así... XDDDDDDDDDDD

arwen dijo...

Joder que paranoia de sueño :S ... mierda, me ha entrado vicio de Guitar Hero y la ps2 está ocupada!!!

Besiños pesiosa

Nucky dijo...

Bah... eso no es Caos, es vandalismo!! (En tu caso vandalismo friki xDDD)
Nullien, afirmas que una de tus fijaciones era robar el Guitar Hero pero... al final acabaste haciéndolo? Es un dato importante para la interpretación xDD
Loca, que estás pirada. Hoy por la tarde a ver si nos vemos.
(Suerte para tu examen de hoy de (física??ôO) que sé que te va a salir bien)

El extraño desconocido dijo...

Curioso eso de los suenyos, algun mensaje de tu inconsciente tendra el tuyo, digo yo.

Nullien dijo...

Lo cual me preocupa bastante... XDDD

no time/no space dijo...

Lo delicioso de los sueños es su sabor a realidad, y nuestra realidad es un caos inconsciente que a veces emerge a la superficie para mostrarse como es, sin máscaras ni ropajes, esos sueños son más apegados a nuestra realidad que los dulces sueños. Todos creemos que carecemos de algo, y una vez que lo tenemos, nos quedamos con una sensación de incomodidad, como si lo hubiéramos hurtado. Pareciera ser parte de nuestra naturaleza.

Sigue soñando.

Nullien dijo...

Gracias por tu comentario, me ha gustado mucho =)

Sí, seguiré soñando... :P

no time/no space dijo...

Es un placer, tengo un blog sobre el tema, si te interesa eres bienvenida.

www.nohaynadieafuera.blogspot.com

:)